7 prácticas cotidianas que fortalecerán la vida cristiana de los varones

PHOENIX, 30 Sep. 15 .- El Obispo de Phoenix (Estados Unidos), Mons. Thomas J. Olmsted, publicó una carta pastoral titulada “Firme en la Brecha”, en la que alienta a los varones católicos a perseverar en “7 prácticas básicas” de forma diaria, semanal y mensual, de tal forma que se preparen para el “combate espiritual” cotidiano que afronta el cristiano.
“Véanlo de esta manera”, explica el Prelado en su carta pastoral, “aquellos soldados que no se mantengan fuertes en cuerpo y mente; y que no practiquen las artes esenciales del combate, no estarán listos para la batalla, y serán un peligro para ellos mismos y para sus compañeros en armas”.
Esto mismo vale para los hombres católicos, explica, pues “aquellos que no se preparen y fortalezcan así mismo para el combate espiritual son incapaces de mantenerse firmes en la brecha por Cristo”.
“Aunque hay muchas prácticas y devociones que un hombre católico puede seguir, les pido a perseverar en estas 7 prácticas básicas de manera diaria, semanal y mensual. Empiecen ahora mismo”, alentó.
De forma diaria:
1. Oren todos los días. El obispo estadounidense subraya que “cada hombre católico debe empezar su día con oración”.
¡Sin oración, un hombre es como un soldado sin comida, agua, o munición!” advierte el Prelado, al tiempo que aconseja orar “las tres oraciones esenciales de la fe católica: el Padre Nuestro, el Ave María, y el Gloria” y en cada comida.
2. Examinen su conciencia antes de ir a dormir. El obispo aconseja a los varones católicos tomar “unos minutos para repasar lo que hicieron ese día, piensen en sus bendiciones y pecados. Denle gracias a Dios por sus bendiciones y pidan perdón por sus pecados. Digan el Acto de Contrición”.
3. Vayan a Misa. Mons. Olmsted subraya que “la Misa es un refugio en el Combate Espiritual, en el que los hombres católicos se encuentran con su Rey, escuchan sus mandatos y son fortalecidos con el Pan de Vida”.
4. Lean la Biblia. “Mis hermanos en Cristo, de esto pueden estar seguros: los hombres que leen la Biblia crecen en gracia, sabiduría y paz”, asegura el obispo.
5. Santifiquen las fiestas. El obispo destaca que “como hombres católicos deben empezar, o profundizar en la santificación de este día. Si están casados, deben llevar el liderazgo con sus esposas e hijos, para que hagan lo mismo”.
“Dediquen el día al descanso, y el auténtico recreo; eviten todo trabajo innecesario. Pasen tiempo en familia, vayan a Misa, y disfruten el regalo de ese día”, indica.
De forma semanal o mensual:
6. Confiésense. “Nuestro Señor Jesucristo es un Rey misericordioso que perdonará a quienes confiesen humildemente sus pecados; no perdonará a quienes se rehúsen. ¡Abran sus almas al regalo de su misericordia!”, alienta.
7. Construyan fraternidad con otros hombres católicos.En su último consejo, el Prelado estadounidense recuerda que “la fraternidad católica tiene un impacto dramático en la vida de los hombres”.
“Los hombres que tienen lazos de hermandad con otros hombres católicos oran más, van a Misa y a la Confesión más frecuentemente, leen las Escrituras más; y están más activos en la Fe”, asegura
Mons. Olmsted expresa su deseo de que los fieles consideren de ayuda este mensaje, y “lo lleven consigo ante el Señor en oración; y sigan adelante confiados en su vocación masculina”.
“Nuestra vida en Cristo no es una vida de ‘qué hacer’ y ‘qué no hacer’”, explica, sino que “es más bien una aventura en la libertad verdadera”.
El Prelado aborda también en su carta pastoral cuestionamientos como ¿qué significa ser un hombre cristiano? ¿cómo ama un hombre católico? y ¿por qué la paternidad, adecuadamente entendida, es tan crucial para cada hombre?
El texto completo de la carta pastoral “Firme en la Brecha” de Mons. Thomas J. Olmsted puede encontrarse, en español, en este enlace: http://www.intothebreach.net/firme-en-la-brecha/
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario