Fuerte manifestación de los católicos argentinos a favor de la vida

Los católicos argentinos participaron este sábado 25 de marzo de marchas, momentos de oración y misas en la solemnidad de la Anunciación del Señor y el Día del Niño por Nacer, en el que se manifestaron a favor de la vida desde la concepción y le dijeron no al crimen “abominable” del aborto. 

También se realizaron actos de desagravio ante los recientes ataques y representaciones sacrílegas de la Virgen María. 

Mensaje de la Conferencia Episcopal Argentina 
La Conferencia Episcopal Argentina envió un mensaje en adhesión a la celebración, recordando la alegría del anuncio de que “Dios se ha hecho hombre por medio de una mujer que no tuvo miedo” y con un llamado a “cuidar y ayudar toda vida en su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural”. Texto del mensaje. 

Tucumán 
En Tucumán, miles de tucumanos se concentraron en la plaza Urquiza para marchar, bajo la lluvia, hacia la plaza Independencia por la celebración del Día del Niño por Nacer y en repudio a la reciente escenificación “burda, insolente e irrespetuosa” de la Virgen María abortando a su Hijo Jesús en las puertas de la catedral. 

“El mensaje que se vio esta noche no puede ser otro que un sí muy rotundo a la vida”, destacó el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, al presidir la misa en el atrio de la catedral Nuestra Señora de la Encarnación, y renovar la consagración a la Santísima Virgen. Texto completo de la homilía 

Buenos Aires 
Numerosas personas se acercaron a la catedral metropolitana de Buenos Aires, donde se rezó “Un rosario por la vida” y el primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, tuvo a su cargo la homilía. También se regalaron a los presentes rosarios realizados por mujeres y jóvenes con discapacidad. 

Participaron grupos de fieles de los barrios porteños de Caballito y Flores, además de otros provenientes del partido bonaerense de La Matanza y del municipio de El Palomar. 

Rezaron el Rosario por la Vida un matrimonio adulto mayor, dos adolecentes, una religiosa de Schoenstatt con los niñitos de catequesis, una embarazada y la mamá de un niño con capacidades diferentes y un seminarista. 

El cardenal Poli destacó el valor de la vida del hombre en el Hijo de Dios, en la aceptación de María, para fundamentar teológica y terrenalmente el porqué la Iglesia defiende la vida en forma clara. El purpurado bendijo luego a los presentes con el Santísimo Sacramento. 
La Plata 
La misa por la vida y la familia se celebró en la parroquia Santos Mártires Inocentes, de la localidad platense de Cambaceres, Ensenada, donde se dio gracias al Señor y a la Virgen “por el don enorme de la Encarnación del Verbo”, se pidió por los niños por nacer y sus mamás, y se rezó por aquellos que militan en los movimientos “provida”. 

El párroco del templo de la periferia platense, presbítero Christian Viña, aseguró que “se ofreció el santo sacrificio en amor, reparación y desagravio a la Virgen María por las blasfemias que recibiera, en estos días, frente a templos argentinos”. 

“En tiempos en que se habla tanto de los ‘derechos humanos’, y se mata a millones de inocentes en los vientres maternos nos comprometimos, una vez más, a vivir con coherencia y, a tiempo completo, nuestro cristianismo. Y jugarnos, a cada momento, por el Evangelio de la Vida en abundancia”, sostuvo el sacerdote. 

Catamarca 
Medio millar de personas participó de la marcha desde la plaza de La Alameda hasta el Paseo de la Fe, en San Fernando del Valle de Catamarca, con carteles a favor de la vida y la dignidad humana desde el momento de la concepción. 

Familias completas, madres, padres, niños y jóvenes, miembros de movimientos, instituciones, equipos de pastoral y colegios confesionales se dieron cita para decir “sí a la vida”, respondiendo a la convocatoria del Servicio a la Vida del Movimiento Familiar Cristiano (MFC) y la Pastoral Familiar diocesana. 

Frente al santuario en honor a la Virgen del Valle, se instaló un espacio destinado a la concientización y reflexión acerca del valor de la vida, que incluyó un momento de oración con velas encendidas rogando por los niños que están en el vientre materno y por aquellos a quienes no se les permitió nacer. Luego el rector del templo, presbítero José Antonio Díaz, presidió la misa concelebrada por el presbítero Ángel Nieva, asesor del Movimiento Familiar Cristiano. 

Goya 
El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecin, presidió la misa de la Solemnidad de la Anunciación del Señor en la catedral local, donde instó a “imitar las actitudes de la Santísima Virgen María, saber escuchar a Dios, dejarnos ‘primerear’ por Dios (parafraseando al papa Francisco), si hace falta, interpelarnos y luego dar una respuesta”. 

El prelado subrayó que “la vida es un don de Dios” por lo tanto “es sagrada” y al ser “un regalo de Dios” hay que “saber descubrir el valor de la vida. La vida es sagrada desde el momento mismo de la concepción, a lo largo de toda nuestra existencia hasta el momento de la muerte” porque “Dios es el dueño de la vida”. 

“Qué lindo es que todos experimentemos, empezando por mí, que todos podamos optar por Dios, que es optar por la vida”, sostuvo y añadió: “El Hijo de Dios y de María, vino para que tengamos vida y vida en abundancia. Ese es el plan, proyecto, sueño y designio de Dios”. 

Mar del Plata 
Organizadas por el obispado de Mar del Plata, junto con la pastoral de la mujer y el Centro de ayuda a la mujer embarazada Ain Karem, las celebraciones en Mar del Plata fueron el viernes 24 en la parroquia Asunción de la Santísima Virgen. Tras el rezo del rosario con meditación sobre la vida y la familia, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió la misa. 

“En este mundo en tinieblas, la vida está siempre amenazada y vivimos el drama del que habla el prólogo del Evangelio de San Juan”, advirtió el prelado, y agregó: “Hoy se manifiesta con fuerza una mentalidad que amenaza de distintas maneras la dignidad inviolable de la vida humana. Una de ellas es considerar al niño por nacer como enteramente disponible al parecer de la madre o de los profesionales, al amparo de leyes contrarias al orden puesto por el Dios del amor y de la vida”. 

Monseñor Marino consideró “muy saludable” recordar las palabras valientes pronunciadas por Santa Teresa de Calcuta en Washington ante los poderosos del mundo, el 3 de febrero de 1994: “La madre que esté pensando en abortar, debe ser ayudada a amar, o sea, a dar hasta que le duelan sus planes, o su tiempo libre, para que respete la vida de su hijo. Porque el niño es el mayor regalo de Dios a la familia, porque ha sido creado para amar y ser amado”. Texto completo de la homilía 

Nueve de Julio 
El viernes 24 de marzo, en la catedral local, el obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, presidió la misa por la vida, la memoria y la justicia, en el Día de la Memoria y en vísperas del Día del Niño por Nacer. 

El prelado advirtió la necesidad de “cuidar la vida de la persona humana desde el mismo instante de la concepción, a comprender que toda vida vale la del niño como la del anciano, la del rico como la del pobre, la del sano como la del enfermo”. 

Monseñor Torrado Mosconi consideró una “feliz coincidencia” la posibilidad de rezar en una misma misa por el respeto a la vida del niño por nacer y por la memoria y la justicia. 

“Que nunca las ideologías nos hagan tener una mirada sesgada de la realidad y que desde el Evangelio defendamos siempre la vida inocente y vulnerable”, finalizó. 

Río Gallegos 
Numerosas personas, entre ellas familias completas, participaron de la marcha por la vida que se realizó por las calles céntricas de la ciudad fueguina de Ushuaia, diócesis de Río Gallegos, con globos, pañuelos, remeras celestes y rosas, y carteles a favor de la vida. 

“La gente se quedó sorprendida por la marcha por la vida”, dijo la Red de Familias de Ushuaia que, junto con la Pastoral de Juventud, organizaron la actividad. 

En la ciudad más austral del mundo, la marcha por la vida salió de la esquina de San Martín y Guaraní hasta la plaza Cívica de la ciudad
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario