Un incendio intencional provoca daños en la iglesia del milagro de los panes y los peces

Un incendio intencional, al parecer perpetrado por odio religioso, provocó daños en el santuario de Tabgha, donde se produjo el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. 

El fuego destruyó un depósito y una oficina que rodean a la iglesia, mientras que el humo daño en forma parcial la sala de plegarias, pero no afectó a los valiosos mosaicos del interior del templo situado a orillas del mar de Galilea o lago Tiberíades. 

Los supuestos autores del ataque incendiario dejaron en uno de los muros del edificio una inscripción en hebreo con pintura roja que alude a una oración judía contra la presencia en Israel de “ídolos paganos”. 

La policía israelí detuvo e interrogó durante varias horas a 16 jóvenes colonos judíos procedentes de Cisjordania que se encontraban en la zona antes de ponerlos en libertad sin cargos. Varios de los arrestados procedían de Yitzhar, en las inmediaciones de Nablus, un asentamiento considerado como bastión de grupos judíos nacionalistas radicales que se han visto implicados en casos de ataques a templos. 

“La profanación de un antiguo lugar de culto es un atentado contra la esencia misma de nuestro país”, advirtió el presidente de Israel, Reuven Rivlin, tras con ser informado del incendio. “La libertad de culto es uno de nuestros principales valores y está garantizado por la ley”, dijo poco después el primer ministro, Benjamín Netanyahu. 

La orden benedictina está a cargo del santuario, construido hace tres décadas sobre los restos de iglesias de los siglos IV y V. 

El portavoz de la Iglesia Católica en Jerusalén, Wadie Abu Nasar, que visitó Tagbha tras el ataque incendiario, dijo a Efe que “ha llegado el momento de que el Estado de Israel se haga afronte estos asuntos de manera seria”. 

“La imagen internacional de Israel se va a ver afectada”, advirtió el portavoz católico desde el lugar donde, según el Nuevo Testamento, Jesucristo alimentó a más de cinco mil de sus seguidores con apenas cinco panes y dos peces. 

La organización Rabinos por los Derechos Humanos asegura que, desde 2009, se han perpetrado 43 ataques contra iglesias o mezquitas en Cisjordania y Jerusalén Este. Las detenciones practicadas en todos estos casos se han cerrado con unas pocas condenas por delitos leves. 

Los ataques por odio religioso reaparecieron en los últimos meses con la profanación de tumbas judías en el cementerio del Monte de los Olivos, en Jerusalén, y las pintadas e incendios en varias mezquitas en Cisjordania. 

Recientemente, un cementerio cristiano situado en la localidad de Kufr Birim, también al norte del país, fue asaltado y varias de sus tumbas destrozadas en el séptimo incidente de este tipo registrado desde 2006.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario