Homenaje y ruego a la Madre de Dios por las familias. Sean signo de su Misericordia en el mundo, alienta el Papa


 En la segunda cita semanal de agosto con los peregrinos de tantas partes del mundo que acuden a escuchar sus catequesis, el Santo Padre deseó a todos que «su estancia en Roma sea ocasión para redescubrir en familia el verdadero sentido de la fiesta».
Con el anhelo de que las familias celebren «todos los días el amor y lamisericordia del Señor y sean signo de su presencia constante en el mundo», alentó a vivir bien el Domingo y las fiestas, en nuestras familias, para intensificar la comunión entre nosotros y con el Señor, alentó asimismo a ser testimonios del Evangelio en el mundo, transfigurados por la alegría y la gracia misericordiosa que Jesús nos dona cada Domingo en la Santa Misa.
En el marco de sus reflexiones sobre la familia, hizo hincapié en que las fiestas que salen mejor son aquellas en las que hay lugar para toda la familia.
Y anunció que en sus próximas catequesis reflexionará sobre el trabajo y laoración
El Santo Padre recordó la importancia de no caer en la esclavitud del trabajo y lamentando que en el mundo hay millones de esclavos del trabajo - inclusoniños - reiteró que es algo contra Dios y contra la dignidad humana.
En su audiencia general que precede la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa Francisco se unió en la oración a los numerosos fieles polacos que cada año peregrinan al Santuario mariano de Jasna Góra:
«El sábado celebraremos la solemnidad de la Asunción de la Madre de Dios. Ocasión en la que numerosos fieles polacos, acompañados por sus sacerdotes, religiosos y religiosas, realizan una peregrinación a pie al Santuario de Jasna Góra, para rendir homenaje a María y pedir su intercesión por las diversas intenciones que cada uno lleva en su corazón. Me uno - a esos peregrinos y a todos los presentes en esta audiencia - en la oración por ustedes y por sus familias. Recen también por mí ¡que Dios los bendiga a todos!»
Y en sus tradicionales saludos a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, recordó a Santa Clara de Asís:
«Celebramos ayer la memoria de Santa Clara de Asís, luminoso modelo de joven, que supo vivir con valentía y generosidad y adhesión a Cristo. Imiten su ejemplo, en particular, ustedes chicos y chicas, para poder ser como ella y responder fielmente a la llamada del Señor. Los aliento a ustedes, queridos enfermos, a unirse cada a día a Jesús sufriente, llevando con fe su cruz por la salvación de todos los hombres. Y ustedes, queridos recién casados, sean siempre en su familia apóstoles del Evangelio del amor».
(CdM – RV)
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario