Imagen de Virgen de Guadalupe es emblema de la lucha pro vida en Estados Unidos

DAKOTA DEL NORTE, 07 Nov. 16 Numerosas personas han sido tocadas por el arte de Nellie Edwards, conocida en Estados Unidos por su dedicación al arte sacro, especialmente por una pintura de la Virgen Guadalupe denominada “Madre de la Vida”, que ha servido para la conversión de muchas almas y como ayuda visual para diversas comunidades pro-vida.
"A menudo, una obra de arte evocadora sirve como un trampolín para la conversión, encendiendo un anhelo para relacionarte con Cristo, para aprender más sobre Él y su Iglesia. Quiero que todos los sacerdotes y los grupos pro vida sepan que estoy haciendo banderas y lienzos de la ‘Madre de la Vida’ con la esperanza de que puedan mover los corazones y las mentes de aquellos que hasta ahora, piensan en el aborto como un derecho", dijo Edwards al National Catholic Register.
“La Iglesia, desde sus inicios, empleó ayudas visuales para enseñar e inspirar a los fieles a la gran devoción a Dios”, añadió.
En los últimos años, el trabajo de Edwards ha traído esperanza a la comunidad católica de su país, ya que muchos centros de ayuda para embarazos, grupos pro vida y personas han encontrado en ‘Madre de la Vida’ una evocadora ayuda visual.
Un ejemplo de estos es el ministerio National LIFE Runners, quienes oran, concientizan y recaudan fondos en favor de la vida.
“‘Madre de la Vida’ nos recuerda el ‘Sí’ de María a Dios, su don de vida y nos inspira a hacer lo mismo que ella", expresó Pat Castle, fundador de National LIFE Runners.
Nellie Edwards también narró al Register la historia de una joven que concibió un hijo luego de recibir de obsequio la imagen “Madre de la Vida”, pese a no haber tenido éxito durante su tiempo de matrimonio.
“La mujer se me acercó en un evento diocesano y me contó que su marido le regaló un día una impresión de la ‘Madre de la Vida’ y, después de recibirlo, sintió una gran paz sobre ella. De alguna manera, dijo, se sentía segura de que tendría un niño, y pronto lo tuvieron”, aseguró.
Además, recordó que un señor llamado Steve Gignac la llamó recientemente de Connecticut (Estados Unidos) y dijo haber sentido el llamado a obsequiar impresiones de la pintura “a personas que llevan cruces muy pesadas”.
“Steve me dijo que cuando le regaló la imagen a una mujer que había sufrido un aborto espontáneo, ella la sostuvo cerca de su corazón y lloró, sintiendo el amor de Jesús y María de una manera que la llenó de paz”, dijo.
Edwards, madre de ocho hijos y activista pro vida de larga trayectoria, comenzó a dedicarse al arte sacro a comienzos de los años ‘50.
El Apostolado Mundial de Fátima aceptó un libro suyo dirigido a niños que trataba sobre la Eucaristía, a fin de conmemorar el centenario de Fátima. Además, otra pintura suya de Nuestra Señora frente a Santo Domingo de Guzmán también aparece en un nuevo libro sobre el Rosario del P. Donald Calloway.
“Desde la infancia, Dios puso una chispa en mí, el sueño de un día ser pintora de bellas artes. Como madre de ocho hijos, pensé tomar lecciones una vez que los niños crecieran, pero eso nunca sucedió”, lamentó.
Sin embargo, una noche del 2007 se le ocurrió la idea de “hacer un retrato de la Beata Catalina Tekakwitha”, ahora santa. “Mientras lo pintaba un sacerdote llamó para pedirme que diera una charla pro vida en un congreso anual en la India. Él no tenía manera de saber en qué estaba trabajando, pero yo pensé que la obra debía tener una misión pro vida”.
 
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario