No podemos ser indiferentes ante el drama de los cristianos perseguidos, afirma el padre Fornos

“Por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia, por medio de la oración y de la ayuda material”: es la intención de oración por la cual el Papa Francisco invita a rezar en este mes de marzo y que explica a través de El video del PapaSobre la importancia de la invitación del Santo Padre y la dramática situación de tantos cristianos en el mundo, habló con nuestra emisora el Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa y del Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ), el jesuita Frédéric Fornos.

La intención de oración del Papa nos habla de los “cristianos perseguidos”, es una intención delicada como urgente. Delicada pues no se habla mucho de ella, no es “noticia”. Por diversas razones no interesa o crea malestar hablar de ella, sobre todo en los países de antigua tradición cristiana. El Papa ha denunciado varias veces este silencio de los medios de comunicación en general, su convicción es que “hoy los cristianos mártires y perseguidos son más que en los primeros tiempos de la Iglesia”. Es urgente pues. No podemos ser indiferentes a la situación dramática que viven los cristianos en el mundo. No es olvidar lo que pueden sufrir otras minorías religiosas en el mundo, pero nuestra responsabilidad es preocuparnos también de nuestra familia, nuestros hermanos y hermanas. Pensamos enseguida a los cristianos del Próximo Oriente, a veces sus iglesias destruidas, como en Irak por Daech, obligados de huir o de someterse, o últimamente el éxodo de los cristianos del Sinaí después que 8 de ellos fuesen asesinados por Daech. Pero tantos que olvidamos, como las misioneras de la Caridad asesinadas en Yemen, o los cristianos de Pakistán.
En muchos países del mundo hay persecuciones. Muchas veces es difícil distinguir lo que es persecución, puede ser una sutil discriminación… exacciones e insultos, por el mero hecho de ser cristianos. Es lo que denuncia el Papa en El Video del Papa de este mes, la incriminación de cristianos como si fueran delincuentes. El índice Mundial 2017 de la organización protestante Puertas Abiertas, habla de 215 millones de cristianos perseguidos, con diversos grados, en 50 países.
En su intención Francisco habla de los “cristianos perseguidos”, pues se refiere al ecumenismo de la sangre, como dice: “Cuando los terroristas o las potencias mundiales persiguen a las minorías cristianas o a los cristianos no se preguntan: ‘¿Eres luterano, eres ortodoxo, eres católico, eres reformado, eres pentecostal?’. No: ‘Eres cristiano’. Solamente reconocen a uno: el cristiano”.
Siempre hubo persecución, incomprensión, desde el anuncio del Evangelio por los caminos de Galilea, como en Jerusalén, Antioquía, Corintio o Roma. A lo largo de la historia los cristianos fueron perseguidos, pensemos en la película “Silencio”, en el Japón de finales del siglo XVI, filme de Martin Scorsese. Y lamentablemente los cristianos también fuimos persecutores. Pero la historia y sus heridas no tienen que impedirnos reconocer la situación actual. En los países occidentales, la posición de los cristianos sobre los refugiados, el respeto de la vida de su concepción a su fin, puede molestar. Como molesta el Papa Francisco en mucho de lo que dice, por ejemplo en Evangelii Gaudium (La Alegría del Evangelio) o Laudato Sí.
El Papa nos propone este mes orar y actuar, por medio de la oración y de la ayuda material, para que los cristianos perseguidos en el mundo, puedan experimentar el apoyo de todos, que forman parte de una gran familia de hermanos y hermanas en el Señor, que no hace distinción de cultura, posición social o país. Con Click To Pray, la plataforma de oración digital de la Red Mundial de Oración del Papa y del MEJ puedes rezar por los cristianos perseguidos.
Si la situación de los cristianos perseguidos te parece algo de lejano o abstracto, infórmate, lee testimonios. Esto despertará tu corazón y tu deseo de orar y de ayudarles. Fue una experiencia tan fuerte la que tuvo el Papa cuando fue a encontrar los refugiados en Lesbos. Termino recordando sus palabras pues es importante poner rostros e historias cuando se habla de persecución.
El Papa dijo que era “un recuerdo personal que le ha quedado en el corazón”.  “En Lesbos (la isla griega a donde llegan miles de refugiados que huyen de los conflictos y la situación de sus países) he encontrado un padre con dos niños. Él me ha dijo que estaba muy enamorado de su mujer. Él es musulmán y ella era cristiana. Cuando llegaron los terroristas quisieron que ella se quitase la cruz, pero ella no quiso hacerlo y ellos la degollaron delante de su marido y sus hijos”. “Y él me continuó diciendo, afirmó el Santo Padre: ‘Yo la amo tanto, la amo tanto’. Sí, ella es una mártir. Pero el cristiano sabe que hay esperanza. La sangre de los mártires es semilla de los cristianos, lo sabemos desde siempre”.
Recordemos las palabras de Jesús: “Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa mía. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros”.
www.oraciondelpapa.net
(MCM-RV)
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario