¡Bienvenido!,¡Bienvenido!, repitió el Papa al presidente Castro en el encuentro privado en el Vaticano

El pedido de cobijar a los pobres y promocionar a la persona humana por parte de Francisco y la gratitud de Raúl Castro por el trabajo en favor del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, fue el marco de la reunión realizada el domingo 10 de mayo.
A las 03:30 de Cuba y 09:30 de Roma entró el mandatario Cubano a la reunión con el Papa. La conversación absolutamente privada duró 55 minutos, para pasar después al intercambio de regalos en el salón contiguo detrás del Aula Paulo VI.
El presidente Castro regaló al Papa una medalla conmemorativa de los dos siglos de la Catedral de La Habana y un cuadro del famoso pintor cubano Kacho, titulado "Milagro", en el que se ve una persona en la playa rezando arrodillada ante una cruz armada con barcos de naufragio. El mismo pintor explicó que está inspirada en el trabajo del Papa por los migrantes y su visita a Lampedusa.
Francisco regaló al mandatario cubano la exhortación apostólica: “La alegría del Evangelio” y un medallón de San Martín de Tours, que representa al santo en el momento que cubre a un pobre con su propio manto de soldado. El Obispo de Roma explicó que le gusta entregar este regalo porque lo que tenemos que hacer es cobijar al pobre y después promocionarlo como persona.
Subiendo a su automóvil Castro declaró a los periodistas: “Agradecí al Papa su trabajo en favor del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos”.
Es el primer encuentro entre Francisco y Castro, mientras el Papa está considerando su visita a la Isla caribeña de paso a Estados Unidos para el Encuentro Mundial de Familias en setiembre de 2015.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario