El Papa a las autoridades civiles: Desmontar las ideas homicidas y las ideologías extremistas


El el marco de su visita apostólica a Egipto, después de su discurso en la Universidad de Al-Azhar, el papa Francisco se dirigió al Hotel Al-Másha, donde le aguardaban el presidente del país, Abdel-Fattah Al-Sisi, y unas 800 personas entre autoridades y cuerpo diplomático. El pontífice recibió una calurosa bienvenida y dirigió a los presentes un discurso en el que señaló que “tenemos el deber de desmontar las ideas homicidas y las ideologías extremistas, afirmando la incompatibilidad entre la verdadera fe y la violencia, entre Dios y los actos de muerte”. 

Francisco recordó a las autoridades del país que Egipto “tiene una tarea particular: reforzar y consolidar también la paz regional, a pesar de que haya sido herido en su propio suelo por una violencia ciega. Dicha violencia hace sufrir injustamente a muchas familias –algunas de ellas aquí presentes– que lloran por sus hijos e hijas”. 

Dirigiéndose al presidente Al-Sisi, el Santo Padre expresó: “Usted, señor presidente, que habló de esto con claridad muchas veces y en distintas ocasiones, merece ser escuchado y valorado. Todos tenemos el deber de enseñar a las nuevas generaciones que Dios, el Creador del cielo y de la tierra, no necesita ser protegido por los hombres, sino que es él quien protege a los hombres; él no quiere nunca la muerte de sus hijos, sino que vivan y sean felices; él no puede ni pide ni justifica la violencia, sino que la rechaza y la desaprueba”. 

“Tenemos el deber -subrayó el Papa- de afirmar juntos que la historia no perdona a los que proclaman la justicia y en cambio practican la injusticia; no perdona a los que hablan de igualdad y desechan a los diferentes. Tenemos el deber de quitar la máscara a los vendedores de ilusiones sobre el más allá, que predican el odio para robar a los sencillos su vida y su derecho a vivir con dignidad, transformándolos en leña para el fuego y privándolos de la capacidad de elegir con libertad y de creer con responsabilidad. Tenemos el deber de desmontar las ideas homicidas y las ideologías extremistas, afirmando la incompatibilidad entre la verdadera fe y la violencia, entre Dios y los actos de muerte”. 

El Santo Padre hizo una mención especial de las víctimas de los recientes ataques terroristas en dos iglesias copta del país: “Pienso además en los que han sido golpeados por los atentados en las iglesias coptas, tanto en diciembre pasado como más recientemente en Tanta y en Alejandría. A sus familias y a todo Egipto dirijo mi sentido pésame y mi oración al Señor para que los heridos se restablezcan con rapidez. 

En este sentido, también dirigió un pensamiento especial hacia los que, “en los últimos años, han entregado la vida para proteger su patria: los jóvenes, los miembros de las fuerzas armadas y de la policía, los ciudadanos coptos y todos los desconocidos, caídos a causa de las distintas acciones terroristas”. 

“Pienso también en las matanzas y en las amenazas que han provocado un éxodo de cristianos desde el Sinaí septentrional. Manifiesto mi gratitud a las autoridades civiles y religiosas, y a todos los que han acogido y asistido a estas personas que tanto sufren”. 

Por último, Francisco recordó a los cristianos de Egipto, tanto a los coptos ortodoxos como a los griegos bizantinos, los armenios ortodoxos, los protestantes y los católicos. “Su presencia en esta Patria no es ni nueva ni casual, sino secular y unida a la historia de Egipto. Son parte integral de este país y han desarrollado a lo largo de los siglos una especie de relación única, una particular simbiosis, que puede considerarse como un ejemplo para las demás naciones”.+ 
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario