Fiesta de San Expedito este domingo en el santuario de Balvanera

“Con María y San Expedito, pedimos por lo que nos aflige y nos desvela”, será el lema de la fiesta grande en honor de San Expedito, que se celebrará el domingo 19 de abril en el santuario de la parroquia Nuestra Señora de Balvanera (Bartolomé Mitre 2411, Buenos Aires). 

La fiesta, que cada año atrae a decenas de miles de fieles, comenzará a la hora cero con la apertura solemne del templo y la misa de inicio, que será presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario de la zona Centro, monseñor José María Baliña. 

La parroquia permanecerá abierta toda la noche y de 1 a 6 estará expuesto el Santísimo, para su adoración. A las 6 se celebrará una misa por la paz y la justicia, a las 7.30 una por el trabajo y a las 9 se celebrará otra por la vida. 

La Eucaristía de las 10.30 tendrá como intención la salud de los enfermos y será presidida por el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Torres Carbonell. 

La misa central por el patrono de las causas justas y urgentes será presidida a las 12, por el obispo auxiliar y vicario general de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza. 

A las 14 y a las 15.30 se celebrarán misas en la calle por las familias, presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí, y por la solidaridad con los más pobres, celebrada por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Juan Carlos Ares. 

A las 17 comenzará la procesión de la imagen peregrina de San Expedito por las calles del barrio. A continuación se llevará a cabo una hora santa de adoración. 

A las 19.30, a las 21 y a las 22 se celebrarán misas por la misión de la Iglesia, por la Argentina y los servidores, respectivamente. 

El santo 
San Expedito es el patrono de las causas urgentes y también se lo considera patrono de los jóvenes, socorro de los estudiantes, mediador en procesos y juicios, y protector de la familia y de los enfermos. 

Según una leyenda popular, provenía de una familia patricia, siguió la carrera militar y llegó a ser Comandante de las legiones romanas y si bien gozaba de los privilegios de las clases superiores, en su corazón se encendía la llama de la fe cristiana a medida que iba conociendo la prédica y el testimonio de los cristianos. 

Luego de una batalla, decidió convertirse pero, cuenta la leyenda, que ante su inminente decisión, se le apareció un cuervo que trató de persuadirlo al grito de “Cras”, que significa “mañana” en latín. Al instante, reaccionó respondiendo: “Hodie”, cuyo significado es “hoy” y agregó: “No lo dejaré para mañana, hoy seré cristiano” y pisoteó al cuervo, dejando inquebrantable su opción de fe. 

La legendaria narración dice que en el año 303, junto con otros soldados conversos, murió mártir en la persecución de Docleciano.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario