Aborto: Marchas al Congreso y las legislaturas provinciales en rechazo al nuevo protocolo

Numerosas personas, en su mayoría católicos autoconvocados, realizaron ayer marchas simultáneas al Congreso de la Nación y a las legislaturas provinciales en rechazo a las modificaciones al protocolo para abortos “no punibles”, tras la declaración de la Conferencia Episcopal Argentina en la que se advierte sobre una posible legalización de esa práctica. 

Los manifestantes se concentraron en la esquina de las avenidas Rivadavia y Callao con la consigna "argentinos por la vida y la familia" y realizaron un abrazo simbólico a la sede legislativa con una bandera argentina con la leyenda “María ayúdanos a cuidar la vida del niño por nacer”. 

Durante la manifestación también se exhibieron pancartas en las que se leía: “Yo digo sí a la vida”, "La vida es sagrada" y “La mujer embarazada necesita apoyo, no un aborto”. 

La marcha, que en algunas provincias contó con el apoyo de obispos, tuvo como objetivo entregar un manifiesto-petitorio a los legisladores pidiendo que "se respete el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural y el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer". 

Asimismo, entregaron en el Congreso un proyecto de Ley Provida y Profamilia. 

Simultáneamente con la marcha en Buenos Aires, hubo manifestaciones frente a las sedes legislativas de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Catamarca, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Corrientes, San Juan, San Luis, Neuquén, Formosa, Chaco, Misiones, Entre Ríos, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y La Rioja. 

Un cambio de terminología que evade la realidad jurídica 
La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina objetó en una declaración la instrumentación por parte del Ministerio de Salud de la Nación del nuevo "Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo", que unifica el procedimiento hospitalario a seguir en casos de abortos “no punibles”. 

"El nuevo texto incluye un cambio sustancial respecto al documento anterior al eliminar el concepto de abortos no punibles, sustituyéndolo por 'derecho a la interrupción legal del embarazo'. Esta terminología evade la realidad jurídica de que no existe en nuestro país un 'aborto legal' ni un 'derecho al aborto'", aseveró en el documento. 

"En una época que se trata de respetar y cuidar la naturaleza y la vida en todas sus dimensiones, llama la atención que desde el mismo Gobierno se desproteja de este modo la vida humana más vulnerable y que se conculquen deliberadamente derechos humanos básicos", sostuvo. 

El Episcopado aseguró que con la disposición ministerial las autoridades nacionales "obligan a impulsar el aborto", en lugar de procurar "caminos de encuentro para salvar la vida de la madre y su hijo, y de buscar opciones verdaderamente terapéuticas y alternativas". 

Los obispos denunciaron que este protocolo "amplía, de hecho, la causal derivada del peligro para la vida y la salud de la madre" y dijeron que resulta "muy llamativo" que se limite un derecho humano fundamental como la objeción de conciencia, al alertar que el protocolo "va más allá de la legislación vigente y tiene vicios de inconstitucionalidad". 

Asimismo, alertaron que la guía de procedimiento "no favorece la denuncia cuando el aborto es producto de una violación", e indicó que "la mira del protocolo parece estar puesto en la eliminación de la persona por nacer, ignorando la responsabilidad del violador y favoreciendo el encubrimiento de un delito gravísimo". 

Los obispos también citaron en el documento al papa Francisco quien en su reciente encíclica sobre la ecología integral y humana afirma que "dado que todo está relacionado, tampoco es compatible la defensa de la naturaleza con la justificación del aborto". (Texto completo de la declaracion).+ 
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario