El Santo Padre bendijo la ciudad de Holguín

En la Loma de la Cruz en Holguín, y después de haber presidido la Santa Misa en la Plaza de la Revolución Calixto García Iñíguez, el Santo Padre se detuvo en oración ante la cruz que surge al norte de la ciudad. La Loma que toma su nombre de la cruz de madera que fuera plantada allí por primera vez en 1790 por Fray Francisco Antonio de Alegría, prior de Holguín, es un lugar símbolo de la piedad popular cubana, meta de peregrinajes y ha sido declarada histórico monumento arqueológico colonial de Cuba.
Allí, recibido por un coro de niños, Papa Francisco elevó su oración al cielo y bendijo la ciudad:

Que al mirar la Santa Cruz,
elevada en la cima de esta montaña,
y que ilumina la vida de las familias,
de los niños y jóvenes,
de los enfermos
y de todos los que sufren reciban
tu consuelo y tu compañía,
y se sientan invitados al seguimiento de
Tu Hijo, único camino para llegar a ti.
Que tu amor traiga a todos
tus auxilios divinos
y aumente tus dones espirituales.
Te lo pedimos a ti Padre,
por tu Hijo Jesucristo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario