Familia y comunidad cristiana, alianza crucial contra los centros de poder. Síntesis de la catequesis del Papa

 
En la catequesis del miércoles nueve de setiembre el Papa Francisco reflexionó a sobre el vínculo familia – comunidad cristiana:
«Queridos hermanos y hermanas: Esta mañana reflexionamos sobre la íntima relación que hay entre la familia y la comunidad cristiana: la Iglesia es una familia espiritual, casa de los que creen en Jesús y viven según sus enseñanzas, y la familia, una pequeña Iglesia doméstica, escuela de amor a Dios y al prójimo».

Una alianza crucial, basada en la solidaridad y la participación, indispensable y urgente contra los centros de poder ideológico, financiero y político. Así describió el Papa en su catequesis impartida en italiano a la alianza familia – comunidad cristiana, "vínculo natural", que necesita ser reavivado con una "fe generosa".
La comunidad Cristiana es la casa de los que creen en Jesús como fuente de fraternidad entre todos los hombres, y la familia, explicó el Papa, el lugar "insustituible" en donde inicia la historia que permanece en eterno.
En el resumen de su catequesis en español el Santo Padre precisó que «de los grandes eventos de la historia del mundo sólo queda el recuerdo en los libros.La historia de los afectos de las personas, en cambio, se conserva en el corazón de Dios y se inicia en la familia. Esa es la historia que cuenta».
La Iglesia que camina entre los pueblos, dijo, en la historia de los hombres y mujeres, de los padres y madres, de los hijos e hijas, es lo que "realmente cuenta para el Señor".
«Así lo experimentó Jesús, Hijo de Dios, que nació en una familia y en ella, por 30 años, aprendió la condición humana, en la sencillez de una dura vida de trabajo, en una aldea insignificante. Cuando inició su vida pública, quiso formar a su alrededor una comunidad, una "Asamblea", una con-vocación de personas: la Iglesia. No la quiso como una secta para privilegiados, sino como una familia hospitalaria, una casa donde todos, sin exclusión, fueran acogidos y amados».
En la comunidad de Jesús, están Pedro y Juan, el hambriento y el sediento, el extranjero y el perseguido, la pecadora y el publicano, los fariseos y las multitudes, detalló el Papa en italiano,  "Jesús no deja de recibir y de hablar con todos, también con aquel que ya no espera encontrar a Dios en su vida", y "los elegidos para cuidar la familia de Jesús son los mismos discípulos".
Porque la fe cristiana se juega en el campo abierto de la vida compartida de todos, la familia y la parroquia, tienen que "cumplir el milagro de una vida más comunitaria" por el bien de toda la sociedad.
«Es indispensable, pues, que la Iglesia y la familia caminen juntas como testigos de la comunión de amor, cuya fuente última es Dios mismo».
En la catequesis en italiano el Papa pidió a las comunidades cristianas, que busquen superar actitudes demasiado directivas y funcionales, favoreciendo "el diálogo interpersonal, el conocimiento y la estima recíproca". A las familias animó a que tomen la iniciativa y "sientan la responsabilidad de llevar sus dones preciosos para la comunidad", recordándoles además, que el Señor no llega nunca a casa "sin hacer algún milagro".
«Roguemos al Señor, por intercesión de María, Madre del Buen Consejo, - concluyó el Santo Padre Francisco - que renueve y fortifique con su gracia el vínculo entre la familia y la comunidad cristiana, para que sigan ofreciendo esperanza y alegría a nuestra sociedad actual, que a menudo no les da el valor suficiente. Muchas gracias».
(GM – RV)
En nuestra página web bajo el título: La Iglesia es una familia espiritual y la familia es una pequeña Iglesia, el Papa en su catequesis, el TEXTO COMPLETO de la catequesis del Papa. 
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario