Ángelus dominical del Papa Francisco en el Jubileo de los Diáconos


Al final de la celebración Eucarística con motivo del Jubileo de los Diáconos el Santo Padre rezó con los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro la oración mariana del Ángelus dominical.

Antes de rezar a la Madre de Dios, y con su saludo a los queridos Diáconos llegados de Italia y de diversos países, a quienes les agradeció especialmente su presencia en la Iglesia, el Obispo de Roma recordó la celebración de la Jornada Nacional del Consuelo, que tiene por objetivo ayudar a las personas a vivir bien la fase final de la su existencia terrena.
El pensamiento del Santo Padre también se dirigió a la tradicional peregrinación que hoy se realiza en Polonia al Santuario mariano de Piekary, con el deseo de que la Madre de la Misericordia sostenga a las familias y a los jóvenes en el camino hacia la Jornada Mundial de Cracovia.
destacó que el próximo miércoles, 1° de junio, con ocasión de la Jornada Internacional del Niño, las comunidades cristianas de Siria, tanto católicas como ortodoxas, rezarán juntas por la paz.
“Los niños sirios – dijo el Pontífice – invitan a los niños de todo el mundo a unirse a su oración por la paz”. De ahí su invitación a invocar por estas intenciones la intercesión de la Virgen María, mientras le encomendamos a Ella la vida y el ministerio de todos los Diáconos del mundo.
(María Fernanda Bernasconi – RV).
Palabras del Santo Padre Francisco antes de rezar el Ángelus dominical:
 
Al final de esta celebración deseo dirigir un especial saludo a ustedes, queridos Diáconos, llegados de Italia y de diversos países. ¡Gracias por su presencia hoy, pero sobre todo de su presencia en la Iglesia!
Saludo a todos los peregrinos, en particular a la Asociación europea de los Schützen históricos; a los participantes en el “Camino del Perdón” promovido por el Movimiento Celestiniano; y la Asociación Nacional para la Tutela de las Energías Renovables, comprometida en la obra de educación para el cuidado de la creación.
Recuerdo además la hodierna Jornada Nacional del Consuelo, finalizada a ayudar a las personas a vivir bien la fase final de la existencia terrena; como también la tradicional peregrinación que se realiza hoy en Polonia al Santuario mariano de Piekary: la Madre de la Misericordia sostenga a las familias y a los jóvenes en el camino hacia la Jornada Mundial de Cracovia.
El próximo miércoles, 1° de junio, con ocasión de la Jornada Internacional del Niño, las comunidades cristianas de Siria, sean católicas que ortodoxas, vivirán juntos una especial oración por la paz, que tendrá como protagonistas a los propios niños. Los niños sirianos invitan a los niños de todo el mundo a unirse a su oración por la paz.
Invoquemos por estas intenciones la intercesión de la Virgen María, mientras encomendamos a Ella la vida y el ministerio de todos los Diáconos del mundo.
(Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano)
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario