Día del Catequista: Testimonien con la vida que ser cristiano nos hace más humano

BUENOS AIRES, 20 Ago. 16 El Arzobispo de La Plata en Argentina, Mons. Héctor Aguer, reflexionó sobre la importancia de la catequesis al celebrarse este domingo 21 de agosto el Día del Catequista, en la fiesta del Papa San Pío X, quien dio un gran impulso a esta tarea de la Iglesia.
En su programa “Claves para un Mundo Mejor”, que se emite por canal 9, Mons. Aguer resaltó que “ocuparse de la catequesis hoy es una prioridad de la Iglesia” y “para cumplir con ella necesitamos formar muchos y buenos catequistas”.
“El catequista lo que tiene que hacer es ayudar a los niños y sus familias. Pienso sobre todo en la catequesis de niños –si bien hay también catequesis de adultos– para que reconozcan la realidad del Bautismo y asuman la enseñanza de Jesús como la Verdad”.
El Prelado explicó que la catequesis debe darse también con la propia vida para cambiar la sociedad: “una manera es si los cristianos, imbuidos de ese amor al Señor, con las cosas bien claras porque conocen la verdad, se dedican a difundir esa verdad y a mostrar con el testimonio de su vida que ser cristiano es lo que nos hace más humanos”.
Sobre San Pío X, el Arzobispo resaltó que ese Papa es conocido porque “insistió en que la catequesis debe comenzar temprano, y que la Primera Comunión que solía dejarse para niños de más de 12 años debía adelantarse a los niños desde los 7 años, un poco antes inclusive”.
“Por eso, a partir de las intervenciones de San Pío X, se desarrolló en la Iglesia una acción catequística extraordinaria. Y lo mismo después del Concilio Vaticano II y, hoy, existe en todas partes un movimiento catequístico notable”, continuó.
Luego de explicar que en su Arquidiócesis los niños son preparados en un trienio desde los 7 años, en el que reciben la reconciliación (primer año), la confirmación (segundo año) y la Eucaristía (tercer año); el Prelado indicó que lo tratan de hacer es que los pequeños “no solamente cumplan con lo que llamo (…) el mito de la Única Comunión”.
“Digo la única porque después no aparecen más, tratamos que se inserten por lo menos algunos, los más posibles, en la comunidad parroquial, en la capilla de su barrio y que todos los domingo vayan a misa”, continuó.
“Esto sería muy largo de explicar bien; tiene mucho que ver con la familia, con la cultura vigente y su influjo anticristiano y tiene que ver, también, con la parroquia;  ocurrirá si la parroquia es una parroquia viva. Porque no se ha de negar que hay parroquias más muertas que vivas”.
Mons. Aguer reiteró la urgencia de la catequesis en el mundo de hoy y deseó un feliz día a los catequistas.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario