Nota Eclesial: jóvenes que amen sin medida

Amando sin medida, o desmedido por el amor verdadero, Jesucristo enseña a sus discípulos en el sermón de la montaña la felicidad que se consigue en el don de la misericordia: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia” (Mateo 5, 7).  
En la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia, jóvenes de todo el mundo reflexionan sobre el don que Dios ha brindado para ser misericordiosos como Él, para ofrecer al prójimo amor y compasión sin celos ni egoísmo, con la capacidad para perdonar y acompañar.
El Papa Francisco en el mensaje para la JMJ en Cracovia explica a los jóvenes: “sabemos que es el Señor quien nos ha amado primero. Pero sólo seremos de verdad bienaventurados, felices, cuando entremos en la lógica divina del don, del amor gratuito, si descubrimos que Dios nos ha amado infinitamente para hacernos capaces de amar como Él, sin medida”. (Mensaje JMJ 2016,  n° 3)
Durante esta JMJ el Santo Padre continuará motivando a los jóvenes a no dejarse robar la felicidad, y a construirla con las bases del amor cristiano que se fundamenta en la misericordia de Cristo.
Es propicia esta exhortación en el marco del Jubileo de la Misericordia que en medio de un mundo debilitado por las guerras y la violencia, tiene necesidad de jóvenes que forjen el futuro viviendo la misericordia en el presente de sus vidas y de la sociedad.
Jóvenes que amen sin medida, que alcancen la misericordia de Dios para un mundo nuevo siendo misericordiosos con el prójimo, dando ejemplo de la misericordia con la felicidad que brota de la juventud cristiana: que ama y perdona como el mismo Cristo nos ama.
Pbro. Johan Pacheco para RADIO VATICANA.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario