VIDEO: Papa Francisco regala “rosa de oro” a Virgen de Cezstochowa, Patrona de Polonia

CRACOVIA, 28 Jul. 16.- Este jueves el Papa Francisco visitó el Monasterio de Jasna Góra, donde tuvo un momento de oración frente a la Virgen de Cezstochowa, Patrona de Polonia, a quien le regaló una “rosa de oro”.
El Santo Padre llegó al santuario después de una visita privada al Convento de las Hermanas de la Presentación.
Este regalo especial es una obra de los Hermanos Sabios y consiste en una base de mármol rosado sobre el cual está un vaso hecho de plata. De este emergen los ramos con tres rosas y sus hojas hechas de oro.
Antes de ingresar para rezar en la Capilla de la Virgen Negra – como también se conoce a Nuestra Señora de Cezstochowa - el Pontífice fue recibido por el superior general de la orden de los monjes de San Pablo, P. Arnoldo Chrapkowski.
En su discurso de bienvenida, el sacerdote polaco destacó la importancia del santuario de Jasna Góra en la identidad del país y donde seis veces estuvo San Juan Pablo II, así como Benedicto XVI en 2006.
“Muchos de nuestros hermanos de Polonia y de casi todo el mundo encuentran acá el camino de retorno a los brazos del Padre misericordioso. Es aquí que, bajo la mirada materna de María, recibimos una nuevavida y nuevas fuerzas para levantarnos de la fragilidad humana, hacia la plenitud a la cual estamos llamados”, afirmó.
Además, recordó que desde los tiempos del Santo Padre Juan XXIII se reza todos los días por el Sucesor de Pedro.
Por su parte, el Pontífice terminó su visita rezando con las autoridades y fieles presentes el Ave María. Luego de esto, el Papa presidirá una multitudinaria Misa a las afueras del santuario por el 1050 aniversario del Bautismo de Polonia.
El Santuario
Jasna Gora es el santuario más conocido de Polonia y el destino de numerosas peregrinaciones. En 2015 recibió a unos 3.700.000 de peregrinos, de los cuales 144.000 fueron estudiantes que acababan de terminar la secundaria y 122.000 llegaron a pie.
Su importancia en la vida del país fue destacada en 1997 por San Juan Pablo II. “Jasna Góra es el santuario de la nación, su confesionario y su altar. Es el lugar de la transformación espiritual, de la conversión y de la renovación de la vida de los polacos”, dijo durante su visita el Papa polaco.
Desde el siglo XIV acoge el ícono de la Virgen María con el Niño, más conocido como Nuestra Señora de Czestochowa o Virgen Negra debido a su tez oscura. Esto se debe a que el rostro de la Virgen recibió en varias ocasiones el paso de un barniz de color marrón.
Según la leyenda, la imagen fue pintada por San Lucas Evangelista sobre las tablas de la mesa que usaba la Sagrada Familia. Sin embargo, hoy los científicos se inclinan a aceptar una de las dos teorías del origen de la imagen.
La primera señala que la imagen fue hecha en Bizancio entre el siglo VI y VII o en Rus en el siglo IX. Mientras la segunda indica que fue pintada entre el siglo XIII y XIV en Italia.
Una característica de esta imagen son las dos líneas paralelas sobre la mejilla de la Virgen. Estas cicatrices son un remanente del saqueo que sufrió Jasna Gora en 1430, y que fueron descubiertas durante una restauración en 1434.
La capilla de la imagen milagrosa debe su nombre al ícono de la Virgen de Czestochowa que se encuentra en el altar. Durante la semana se celebran en este lugar hasta ocho misas diarias y 11 los domingos o días de fiesta y solemnidades. Además es lugar de muchas confesiones y conversiones.
Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario