ISIS mató a madre embarazada y esta es la respuesta de la familia

ROMA, 27 Jul. 16 / El 1 de julio el Estado Islámico (ISIS) asesinó a cerca de 20 turistas en una cafetería en Dacca (Bangladesh), entre ellos a la Italiana Simona Monti, una mujer de 33 años que estaba embarazada. Sin embargo, a pesar del dolor, la familia ha decidido responder al odio de los terroristas con la construcción de una iglesia para sostener a la pequeña comunidad cristiana.
“Simona fue asesinada por odio a la fe y queremos recordarla también sosteniendo a los cristianos perseguidos”, indicó a la prensa el P. Luca Monti, hermano de la mujer. Por ello apoyarán un proyecto de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) para construir una iglesia en la villa de Haritana, en el sur del país donde viven unos cien católicos.
En declaraciones a Radio Vaticana, indicó que eligieron este proyecto porque el templo estará dedicado a San Miguel Arcángel, aquel que “delante de Dios tiene en su mano la espada de la justicia misericordiosa del Señor, es el protector de la Iglesia y es quien en los últimos tiempos vencerá sobre el mal”. Además, porque es el nombre que iba a llevar el niño que Simona portaba en su vientre.
Además, explicó que la decisión fue tomada en familia “para concretizar esta experiencia de sufrimiento que hemos vivido, en un estilo de oración y esperanza cristiana”.
“Queremos, como familia, que en memoria de Simona la comunidad cristiana en Bangladesh, que es una pequeña minoría, no se sienta perdida y pueda recibir un incentivo a través de nuestra ayuda, para que pueda crecer como comunidad y sobre todo crecer también en el diálogo y encuentro con otras religiones”, explicó.
e acuerdo al informe sobre libertad religiosa publicado por AIN en 2014, el 89% de los habitantes de Bangladesh profesa el islam, el 9,1% el hinduismo, mientras que los cristianos son una de las pequeñas minorías del país, con el 0,2% de la población.
En ese sentido, el sacerdote indicó que tras el ataque terrorista, la pequeña comunidad cristiana debe estar “atravesando un momento de turbación y de temor”.
Sin embargo, “en estos días he tenido la manera de animar a tantas personas transformando el dolor en testimonio cristiano. A quien me preguntaba si es necesario conocer el Corán para no morir, me ha parecido oportuno responderle: es mejor conocer el Evangelio para ser testimonio de un mensaje de amor, de reconciliación y de esperanza”, afirmó.
En ese sentido, recordó las palabras de Cristo “No tengan miedo. Yo he vencido al mundo”, y expresó su deseo de que la construcción de la iglesia ayude a los cristianos en Bangladesh “a crecer en la confianza en la palabra del Evangelio, y que celebrando la Eucaristía verdaderamente puedan sentir fuerte la presencia del Señor que ya es el victorioso Rey de la paz”.
Finalmente, el sacerdote pidió a los fieles no caer en la cultura de lo emotivo. “Creo que somos al mismo tiempo víctimas de un sistema que, lamentablemente, nos ata a la emotividad, y pasada la onda emotiva estamos verdaderamente condenados a olvidar siempre todo”.
“La sangre de estas víctimas no es simplemente la sangre de una desgracia, de una tragedia. He interpretado este hecho como un derramamiento de sangre de testimonio y por tanto hablo de martirio”.
“Para que no olvidemos este martirio, es necesario que nos comprometamos todos, así en memoria de las víctimas, por un mundo mejor. Y me gustaría que cada cristiano pueda imprimir en su conciencia las palabras del Señor: ‘Venga tu reino, que es un reino de la justicia y de paz’. Todos podemos ser constructores de un mundo más justo y fraterno”, concluyó.

Compartir en Google Plus

About Luis Estanislao Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario